Noticias

Sexualidad en la vejez, nueva investigación de Profamilia

Publicado el 9 de December de 2021

Sexualidad en la vejez, nueva investigación de Profamilia

Recientemente, Profamilia, la organización anfitriona de Share-Net Colombia, presentó la investigación: Sexualidad, salud sexual y envejecimiento en Colombia, 2015-2021; con un conversatorio, transmitido en vivo por su Facebook, acerca de los desafíos para la prestación de servicios de salud sexual para las personas mayores.

El trabajo fue realizado por el doctor en Demografía Fernando Ruíz Vallejo, en el marco del programa de estancias posdoctorales del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, que vincula a personas con título de doctorado con organizaciones privadas, mediante la implementación de proyectos de investigación, innovación social y tecnológica, encaminados a mejorar la generación y apropiación social del conocimiento.

Profamilia identificó la necesidad de hablar sobre la sexualidad en el envejecimiento, en un contexto donde las personas mayores no son consideradas sujetos activos de su sexualidad, desconociendo que este aspecto es parte esencial en la vida de los seres humanos, e impidiéndoles disfrutar de una vida sexual sana.

La investigación cobra más importancia al tener en cuenta que este grupo poblacional será cada vez más grande a nivel mundial. Solo en Colombia, en 10 años, el número de personas mayores de 60 años será mayor al de personas entre los 13 y los 24 años.

Con base en lo anterior, la investigación tuvo como objetivo explorar los significados, las prácticas y las experiencias relacionadas con la sexualidad y la salud sexual, de la población de 60 y más años de edad, así como sus opiniones sobre el rol que tienen las personas y organizaciones proveedoras de servicios de salud en la mejora de la salud sexual de esta población.

El estudio incluyó variables demográficas; biológicas, enfocadas en hábitos de vida saludable; psicológicas, y sociales; así como un componente cualitativo en el que se indagó, entre otros, acerca de la trayectoria conyugal y reproductiva, las percepciones sobre placer y deseo sexual, el uso de medicamentos para la actividad sexual, y las barreras para hablar sobre sexualidad con prestadores de salud.

En cuanto a los resultados, el análisis contribuyó a darle voz a las personas mayores, conocer cómo viven su sexualidad y permitió identificar las barreras que determinan su acceso adecuado a la atención y servicios en salud sexual.

Entre estos, las mujeres reconocen la predominancia de ciertos mitos, por ejemplo, que ser mujer mayor implica no tener interés por la sexualidad o que las mujeres después de la menopausia pierden la capacidad de satisfacer o satisfacerse sexualmente.

Por su parte, los hombres refuerzan estos estereotipos y mitos. Los hombres heterosexuales, por ejemplo, tienden a relacionar la disminución de la frecuencia sexual en la adultez y la vejez con la falta de deseo de sus parejas mujeres, dejando de lado la posible relación con el estado de salud de sus propios cuerpos.

En los países menos desarrollados, la sexualidad también está ligada a desigualdad de géneros; a la mujer se le asocia un rol pasivo, mientras que el sexo se relaciona con la satisfacción del deseo del varón. Esto puede conducir a experiencias negativas para las mujeres, a partir de la negación de una posible ausencia de deseo de su parte.

Otro resultado que cabe destacar es la deficiencia en la educación sexual recibida en la infancia y adolescencia de quienes ahora son personas mayores. La mayoría expresó que no eran temas sobre los cuales se dieran discusiones o conversaciones en casa o en las instituciones educativas; para muchos, los primeros acercamientos estuvieron relacionados con la prevención del embarazo o con aspectos fisiológicos de la reproducción, mientras que otras dimensiones de la sexualidad eran consideradas “prohibidas” o “sucias”.

Por otro lado, el investigador concluye que, en general, los sistemas de salud no están preparados para atender las necesidades en salud sexual de la población adulta mayor: hay muchas dificultades para acceder a especialistas de áreas como psicología y sexología, no hay entrenamiento específico para prestadores médicos y el poco tiempo de consulta entorpece el acercamiento para abordar los temas.

En cuanto a la prestación de servicios médicos en salud sexual, las primeras barreras provienen de las mismas personas mayores, pues conciben el tema como algo demasiado íntimo y que la ayuda profesional relacionada es para las personas jóvenes, porque asumen que lo normal es que con el envejecimiento se pierda la vida sexual activa.

Finalmente, al presentar las conclusiones de su estudio, el doctor Fernando Ruiz hizo un llamado a ver la producción y gestión de evidencia científica sobre salud sexual y derechos sexuales de las personas mayores como una oportunidad para atender una deuda histórica con esta población y avanzar en pueda vivir su sexualidad de manera libre, segura, placentera e informada.

También, Verónica Montes de Oca, experta y autora de varias publicaciones sobre envejecimiento y vejez, señaló la iniciativa de Profamilia como una investigación pionera por su abordaje teórico y metodológico. Destacó la importancia de considerar la sexualidad a lo largo del curso de la vida.

Por su parte, Marta Royo, la directora ejecutiva de Profamilia, resaltó la importancia de la investigación para garantizar la prestación de los servicios de salud sexual con enfoque diferencial, mediante un abordaje amplio que tenga en cuenta la biografía social y afectiva de las personas. “El saber se tiene que transformar en cambio”, dijo refiriéndose al uso de esta información para la materialización de los derechos sexuales y reproductivos.

A través de la Comunidad de Práctica sobre sexualidad, salud, derechos y envejecimiento de Share-Net Colombia se podrá seguir avanzando en esta tarea, con la participación conjunta de los diferentes actores y organizaciones interesadas en esta temática; conócela aquí.

Consulta la presentación y una infografía del estudio “Sexualidad, salud sexual y envejecimiento en Colombia, 2015-2020” en nuestra biblioteca virtual. También puedes ver la grabación del conversatorio en Facebook, aquí.